Cómo domar el miedo… durante una auditoría o un conflicto profesional

Cómo domar el miedo… durante una auditoría o un conflicto profesional

El miedo siempre ha existido. La característica de este rasgo es que el estado emocional que produce el miedo también aparece en ciertas reacciones placenteras. Entonces, ¿Cómo nos afecta el miedo?

Esta foto presenta una vista de la playa de Copacabana, en Río de Janeiro, el día de Nochevieja: cientos de miles de personas vestidas de blanco se reúnen para celebrar el Año Nuevo y ver los fuegos artificiales. ¿Qué pasará con esta tradición ahora que se imponen las máscaras, el distanciamiento social y las precauciones higiénicas en todas partes?

La relación entre esta fotografía y el título de este artículo es el miedo. El comportamiento humano ha cambiado en los últimos meses y lo que más me llama la atención en las diferentes regiones que he visitado desde principios de 2020, es la omnipresencia del miedo. Puede verse en los rostros y comportamientos que se vuelven agresivos, impacientes, intolerantes o temerosos.

¿Qué es el miedo?

En un artículo publicado por la revista estadounidense Smithsonian Magazine, los autores afirman que “el miedo ha existido desde el principio de la vida en la Tierra. Se trata de una reacción instintiva y profundamente arraigada que ha evolucionado a lo largo de la historia para proteger a los organismos vivos de los peligros externos que afectan a su integridad o existencia. El miedo se manifiesta en el simple pellizco de la antena de un caracol y puede ser tan complejo de definir como la ansiedad existencial humana”. 1

1Javanbakht, Arash & Saab, Lina. Oct. 27, 2017. ¿Qué ocurre en el cerebro cuando sentimos miedo? Smithsonian Magazine.

El miedo afecta a todos los seres sintientes

El miedo nos domina: no intentes superarlo. Pero puedes cambiar el efecto que tiene sobre ti. El miedo es una emoción humana que surge instintivamente para protegernos del peligro. La particularidad que tiene es que el estado emocional que activa el miedo también puede provocar reacciones agradables. El cableado interno determina el resultado en función del contexto.

Dos ejemplos con consecuencias distintas

  • Un paseo por el borde de un acantilado puede provocar una aceleración repentina de los latidos del corazón ante un peligro inminente: esto a su vez causa una reacción inmediata de retirada como medida de protección. Se trata de un miedo repentino que provoca una reacción instintiva.

     

  • En el contexto de la pandemia que nos afecta desde hace más de un año, los comportamientos se modifican progresivamente por un miedo omnipresente. La información es abundante y su objetivo es preventivo, pero tiende a transformar nuestra realidad en un campo de minas donde el miedo se va apoderando poco a poco.

¿Cómo domar el miedo?

Para domar el miedo, es necesario tomar distancia para poder analizar el contexto. Tras el sobresalto inicial del miedo, suele producirse un subidón de adrenalina cuyos efectos varían en función de su intensidad. Es aconsejable detener la actividad y hacer una pausa respirando profundamente para interrumpir el curso de los pensamientos que tienden a acelerarse.

Para ello, el método más eficaz es controlar la respiración, inspirando y espirando profundamente varias veces seguidas.

Este enfoque permite racionalizar el miedo desmontándolo, a la vez que se hace la toma conciencia de su presencia, lo que le permite decidir como enfrentarse al peligro inicialmente anunciado.

Tres pasos para domar el miedo

Es aconsejable seguir un enfoque racional para domar el miedo y minimizar sus efectos sobre el cuerpo y la capacidad mental. Lo primero es analizar el origen del miedo, antes de observar sus efectos físicos, de manera a poder dar los pasos necesarios para reorganizar los pensamientos.

1. Análisis del origen del miedo : 
– ¿Qué provocó el miedo? ¿Una persona? ¿El contexto? ¿Un evento?
– ¿Es una reacción justificada o he juzgado mal el peligro? Confirma antes de alarmarte.
– Intenta ser objetivo sin dejar de ser racional.

2. Observa los efectos físicos del miedo:
– En primer lugar, observa cómo el miedo afecta a tu lenguaje corporal, incluyendo un latido acelerado del corazón, un dolor repentino en el pecho o una sensación de falta de aire acompañada de sudoración, dolor de estómago, boca seca, manos húmedas, etc.
– Observa el flujo de los pensamientos precipitados e intenta controlar su intensidad y negatividad. Evita tomar decisiones precipitadas.

3. Organiza tus pensamientos:
– Utiliza una técnica de respiración para reducir tu ritmo cardíaco.
– Evalúa los riesgos uno por uno para decidir cómo proceder.
– Analiza tus opciones para proceder con seguridad.

La situación de miedo causada por la pandemia

En una encuesta titulada La naturaleza y el tratamiento del malestar psicológico relacionado con la pandemia, la Fundación Kaiser informa de que el 56% de los encuestados cree que la pandemia ha afectado a su bienestar porque “la gente vive en un estado crónico de angustia a contraer el virus” 2

No cabe duda de que al analizar la evolución de la pandemia desde su inicio, la tendencia es al pánico en lugar de mantener la calma, exacerbada por los medios de comunicación al acecho de noticias alarmantes.

Los efectos negativos del virus son innegables y depende de cada uno de nosotros modificar nuestro comportamiento para adaptarnos al contexto con el menor daño posible.

2 Panchal, N., Kamal, R., Orgera, K., Cox, C., Garfield, R., Hamel, L., et al. 21 August 2020. Las implicaciones de COVID-19 para la salud mental y el consumo de sustancias. San Francisco: Henry J. Kaiser Family Foundation.

Cambio de comportamiento para domar el miedo

La omnipresencia del miedo desde principios de 2020 afecta a personas de todos los continentes, independientemente de su edad, color de piel o grupo socioeconómico. Un enfoque para reducir el miedo es cambiar gradualmente el comportamiento.

Una vez más, es esencial racionalizar el miedo para poder controlarlo:

1. Cuando analices el origen del miedo que te aflige, así como sus efectos y posibles consecuencias, deberás poner en marcha un plan de acción para superarlo: se trata de un esfuerzo personal consciente que mejora con la práctica.

2. El enfoque racional permite estabilizar la situación y avanzar minimizando los riesgos.

3. Sólo es posible avanzar cuando los efectos negativos del miedo están bajo control.

Como el torero y el astronauta controlan el miedo

La situación de miedo aparece de repente y nos sorprende por su efecto inesperado y su peligro. Presento dos ejemplos de profesiones en las que el dominio del miedo es esencial para la supervivencia.

En el caso de la tauromaquia, el torero se enfrenta a una bestia de 1.500 kilos y consigue dominar su miedo mientras corre riesgos mortales: su arte consiste en excitar al mastodonte mientras lo evita. Su única opción es anticipar los movimientos del toro para evitarlos, esquivando a la bestia en lugar de enfrentarse a ella. Este trabajo requiere extensa práctica.

En el caso del astronauta, la responsabilidad de una misión en el espacio incluye acontecimientos imprevistos que han sido analizados con gran detalle, y la experiencia para afrontarlos sin miedo permite sobrevivir en un mundo hostil. El astronauta canadiense Chris Hadfield nos cuenta cómo pudo mantener la calma cuando se quedó ciego durante una misión en el espacio. Fue una misión exitosa porque la NASA la había preparado largamente y le guio en las maniobras sin la habilidad visual.

Control del miedo durante una auditoría

En mi libro Diario de una auditora social, el capítulo 18 describe las dificultades encontradas durante una auditoría en la que el director de la planta fue muy resistente frente a los procedimientos impuestos. Fue necesario un gran control personal para conseguir la información que necesitaba, en un entorno particularmente hostil. La metodología y las herramientas utilizadas figuran en el libro. Según la investigadora Dra. Lara Boyd, somos los únicos dueños de nuestro comportamiento y cualquier tipo de cambio requiere práctica, y en consecuencia, tiempo. Cada uno debemos encontrar la motivación para cambiar nuestro comportamiento con éxito.

La mayoría de las profesiones requieren un autocontrol frente a la adversidad que puede provocar miedo, lo que confirma que el temor se puede controlar: es cuestión de conciencia y práctica. La sensación de ansiedad que nos invade puede controlarse si conseguimos dominar la aprensión y el terror al peligro. Gabriel Terrier habla del miedo como “uno de los peores enemigos del éxito”. Por lo tanto, es imposible tener éxito sin tomarse la molestia de controlar los instintos para que no nos perjudiquen.

“Aprendí que el valor no es la ausencia de miedo, sino la capacidad en superarlo” Nelson Mandela

¡Gracias!

Contáctanos con tus preguntas a info@imago-int.eu y visita nuestra página: IMAGO.AUDITING

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*