La «S» de ESG: el impacto social

La «S» de ESG: el impacto social

Este libro es una introducción a ESG, con la «S» como punto central. Los criterios medioambientales y de gobernanza se presentan brevemente antes de centrarse en los valores humanos y sociales de ESG. Hay un interés creciente por estos tres criterios y este libro reitera la importancia del factor humano dentro de la empresa.

Los tres componentes de ESG se introdujeron por primera vez en el informe sobre los principios de inversión de las Naciones Unidas (PRI): el documento se publicó en 2006 y establece que las empresas deben incorporar indicadores financieros para construir inversiones sostenibles.

Las multinacionales que lideran el mercado incluyen indicadores ESG en sus informes anuales. La mayoría de las empresas medianas y pequeñas aún no lo han hecho.

Durante años, el mercado de trabajo estuvo liderado por los empleadores. Un cambio drástico a finales del 2021 lo ha transformado en mercado liderado por empleados: Los “Millennials” (nacidos entre 1981 y 1995) representan el 34% de la fuerza laboral en el 2021, mientras que la “Generación Z” (nacida entre 1997 y 2010) representa el 21%. 

Con un 54% combinado, estos jóvenes profesionales exigen ahora a sus empleadores acciones en torno a los valores de ESG. 

Estas generaciones son más cuidadosas de su consumo y tienden a gastar localmente. Esta mano de obra también exige que las empresas cumplan con demandas medioambientales, sociales y de gobernanza.

¿Por qué este libro?

A principios de 2022, busqué publicaciones que presentaran los valores sociales dentro de la ESG y me quedé decepcionada. Me di cuenta de que la ‘S’ de ESG estaba menos desarrollada, y se discutía menos que los criterios de medio ambiente o de gobernanza. Esto me animó a escribir este libro sobre la importancia de la responsabilidad social dentro de ESG.

La «S» de ESG: el impacto social presenta varias fábricas en las que empleados/as me explicaron partes de la dinámica interna de su empresa. Como auditora en responsabilidad social, percibí las luchas de algunos/as. Los ejemplos ilustran algunas interacciones humanas y cómo influencian el ámbito de la empresa y los resultados corporativos.

La auditoría social es una herramienta de evaluación de los puntos fuertes y débiles de una empresa y cómo gestiona su personal: ayuda a establecer indicadores en el contexto de ESG.

Alan Jope, Director General de Unilever, ayudó a lanzar el plan de acción de transición climática de su compañía; afirmó que “el cambio climático galopante, la degradación del medio ambiente y la desigualdad social son algunos de los mayores problemas a los que se enfrenta el mundo actual”1. La pandemia del 2020 ha accelerado el tema de la sostenibilidad empresarial. Las instituciones públicas y privadas miden ahora los éxitos sociales más allá de su valor financiero. La sostenibilidad incluye las preocupaciones medioambientales, la ética social y la responsabilidad de gobernanza.

1WEF. 26 January 2021. Global Business Leaders Support ESG Convergence by Committing to Stakeholder Capitalism Metrics.

¿Quién es mi lector?

Cualquier persona interesada en los valores medioambientales, sociales y de gobernanza está invitada a leer La «S» de ESG: el impacto social.  

El libro ofrece perspectivas sociales dentro de la empresa, mostrando cómo las decisiones de la dirección repercuten en la plantilla.

En el libro, los directivos de empresas encontrarán una orientación para implantar indicadores sociales en la empresa. El lector que busque teoría basada en ejemplos apreciará este libro:

– La primera sección se centra en una descripción de los valores ESG.
– La segunda sección examina los valores sociales dentro de ESG.
– La tercera sección analiza el punto de vista del empresario.
– La cuarta sección presenta el punto de vista de empleados/as y cómo crean el cambio.

¿De dónde vienen los ejemplos?

A lo largo del libro, describo una serie de empresas que he auditado. Las experiencias ilustran la prevalencia del factor humano y cómo la gestión influye en sus logros. Los ejemplos incluyen: un matadero, una planta de fabricación de alimentos, una planta química, una fábrica de vidrio, una casa de alta costura francesa, una agencia de recursos humanos, etc. Estas empresas emplean entre 20 y 4.500 trabajadores y son una muestra de la gran variedad de empresas con las que se puede encontrar una auditora.

La privacidad de las empresas mencionadas en el libro está protegida: sus identidades no son relevantes porque el interés radica en las situaciones que surgieron durante las auditorías, y en la forma en que la auditora ha conseguido una visión interna en industrias que de otra manera no son conocidas del público.

Sobre ESG

Hay que tener en cuenta tres frentes distintas del negocio:

1. Los Desafíos medioambientales
Los retos medioambientales han llegado para quedarse. La creciente inestabilidad climática provoca catástrofes meteorológicas sin precedentes que afectan a empresas, individuos y sus familias, y las comunidades.

¿Cómo los pequeños cambios hechos por una empresa pueden conducir al cambio? ¿Cómo sabe una empresa cómo proceder? ¿Por dónde empezar?

2. La responsabilidad social Los valores sociales están cambiando. Los cambios recientes en el mercado han revelado situaciones laborales inesperadas. La «gran dimisión»2 en EE.UU. ha mostrado un cambio radical en las prioridades y demandas de la mano de obra. Durante el mes de noviembre 2021, 4,5 millones de personas dejaron su trabajo. ¿Cómo se enfrentan los empresarios a una situación laboral tan compleja?

¿Qué busca la empleada o el empleado de hoy?

3. La gobernanza
La gobernanza debe estar en consonancia con las directrices: el aumento de las expectativas de los accionistas y una regulación más estricta ejercen una presión continua sobre los dirigentes empresariales. Los indicadores de rendimiento no financieros se convierten en un activo para los directores generales, los altos directivos, el personal, los inversores, los reguladores y la sociedad en general.

¿Cómo se inicia el proceso de ‘G’ de ESG?

¿Cómo se beneficiará la empresa?

Un ejemplo de responsabilidad social en ESG

Una publicación de la OIT de 2016 estimó que más de 21 millones de personas sufren trabajo forzoso3.  En consecuencia, cualquiera estrategia social debe incluir pruebas de valores éticos que protejan a la mano de obra.

Permanece la duda de saber ¿cómo evaluar la legalidad de las prácticas laborales cuando los procedimientos son casi fraudulentos?

Una cuestión de transparencia

Los resultados ESG requieren transparencia: los indicadores empresariales revelan una voluntad de responder a las exigencias reglamentarias. Las que deciden cumplir los requisitos ESG deben demostrar su labor ética en los tres criterios. Para mostrar el cumplimiento de valores ESG, las empresas incluyen indicadores ESG en informes anuales o de sostenibilidad.

Conclusión

Una buena estrategia ESG se convierte en una nueva forma de hacer negocios.

La ‘S’ de ESG: un impacto social introduce una trilogía con su visión general holística; el enfoque está en la responsabilidad social que es el motor de cualquier empresa. La conciencia social de ESG es un enfoque seguro para prácticas empresariales sostenibles a largo plazo.

¡Gracias!

Para más información sobre la próxima publicación, visite www.imago-int.eu

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*